The eye of the iger » La cara buena de lo que arrastra esta crisis, la caída drástica de la contaminación

20 marzo 2020

La cara buena de lo que arrastra esta crisis, la caída drástica de la contaminación

En este momento de crisis, sólo se me ocurre intentar traeros noticias positivas, este post de hoy, es un intento a ver algo de luz en este extraño túnel que estamos atravesando.

Debido al brote del COVID-19, en proceso de contagio primero en China desde mediados de noviembre de 2019 y ahora en expansión a infinidad de países, se están tomando medidas para frenar el contagio a su población.

En China primero, se paralizó el sector industrial, se redujo el número de vuelos y el tráfico de vehículos en carretera, medidas relacionadas con el aislamiento de la población del país. Estas medidas se han aplicado ya en diversos países europeos.

Todas estas fuertes medidas están provocando que las emisiones de gases de efecto invernadero hayan bajado más de un 25% en China, lo cual representa el 6% de las emisiones mundiales totales.

Arriba tenéis una imagen captada por los satélites de la NASA que comparan las emisiones de dióxido de nitrógeno de febrero 2019 y febrero de 2020. Como puede observarse, se muestra el impacto de la disminución en la actividad industrial, de transporte y comercial.

Otra de las medidas que adoptó el gobierno chino fue la prohibición temporal del comercio de fauna silvestre. Esto se ha supuesto la salvación para muchos animales que están en constante amenaza por considerarse especies exóticas.

Otra sorpresa, y de las buenas fue como que en Venecia, a través de un vídeo que comenzó a circular por redes sociales, se muestran a delfines que se acercan a la orilla ante el asombro de los pocos paseantes que estaban por la ciudad.

Sin embargo, una de las preocupaciones a nivel medioambiental, es que una vez superada la crisis por el COVID-19, los gobiernos se centrarán en reiniciar sus respectivas economías.

La verdad es que esta pausa obligada en las actividades económicas, es una buena oportunidad para reflexionar sobre qué tipo de actividades son de verdad obligatorias y cruciales para la producción de un país.
También nos hace cuestionarnos, para aquellos que tengamos la oportunidad por el tipo de trabajo que realizamos, si de verdad es indispensable el traslado de nuestras casas a oficinas, haciendo un gasto económico, de tiempo y de energía. Si hemos hacerlo en transporte privado, público, caminar más o emplear vehículos como bicicletas, por ejemplo.

Sin duda la aparición de este nuevo virus nos está haciendo pensar sobre nuestro lugar como humanidad en el planeta, el tipo de manera en la que nos relacionamos con los otros y con el planeta mismo. En todo hay una oportunidad y esta parece que es una para nosotros. Cuidaros mucho y os mando todo mi cariño.


Etiquetas: ,

1 comentario

  • 1. BRILLIBRILLI  |  22 marzo 2020 - 21:28

    Tienes toda la razón, parece que el planeta está mucho mejor sin nosotros un tiempito…
    Un abrazo de brillibrilli (desde lejos)

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


seis − = 3

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS